Favoritos

   
 


 

 

IyL

El Hotel de Inmigrantes

Colectividades Argentinas

Inmigrantes destacados

Inmigracion y Literatura

Antologia Inmigrante Argentina

Volver a Galicia

Acerca de la autora

=> Literatura universal

=> Literatura espaniola

=> Literatura Argentina

=> Literatura Argentina: Entrevistas

=> Literatura infantil y juvenil

=> Para educadores

=> Para superarnos

=> Periodismo y Publicidad

=> Cronicas de viaje

=> Novela historica

=> Biografias

=> Arqueologia

=> Mitos

=> Plastica

=> Musica

=> Mis libros

=> Un cuento enrollado

=> Virgiliana

=> Trabajos en Internet

=> Sitios en los que se linkean mis trabajos

=> Favoritos

=> Entrevistas a la autora

=> Crítica sobre la autora

=> Páginas web y blogs

=> Enlaces

Contacto

Libro de visitantes

Galeria de Fotos

 


     
 

Reúno aquí textos que me gusta releer

 

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2 de Abril: Dia Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Mensaje de la escritora EVA JANIKOVSKY:

"Todo está en los libros. En mi casa todo el mundo leía. Mi madre, mi padre, mis abuelos. Al observar sus rostros inclinados sobre algún libro, al ver que a veces sonreían, que otras se ponían serios, y otras veces daban la vuelta a la página con una tensa atención, me preguntaba:- ¿Por dónde andarán? No me oyen, si les hablo, y cuando por fin me prestan atención, parecen recién salidos de algún lugar lejano. ¿Por qué no me llevan con ellos? ¿Qué hay en los libros? ¿Cuál es el secreto que no me quieren contar?"

Publicado en El Mangrullo

 <<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Adoro tus años largos y tu mirada serena
de quien todo lo sabe, de quien ya nada estrena.
Adoro tu cabello blanco de entradas prepotentes,
tu frente ancha y plena de recuerdos vigentes;
tus manos ajadas de caricias... tus brazos...
cuyas fuerzas viajaron con los años hacia no se dónde,
adoro tu sonrisa pequeña, vestigio de carcajada indolente.
Te acuna mi cariño, te arrulla suavecito mi voz,
y mientras pasa la vida, allí estoy, y te adoro.
SILVIA LORES
http://www.locurapoetica.com/ADORO/water/ADORO.htm

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<< 

"Del diario La Nación; Buenos Aires; Argentina, palabras de Isaac Bashevis Singer (1904-1991) Premio Nobel de Literatura en 1978, es el autor de este decálogo incluido por Pablo Gianera y Daniel Samoilovich en su "Pequeña gran enciclopedia del escritor".

-Hay quinientas razones por las que comencé a escribir para chicos, pero para ahorrar tiempo, solo mencionaré las diez principales.

1) Los chicos leen libros, no críticas de libros; les importan un rábano las críticas.
2) No leen para encontrar su identidad.
3) No leen para librarse de la culpa, ni para calmar sus ansias de rebelión, ni para librarse de la alienación.
4) No le encuentran ningún uso a la psicología.
5) Detestan la sociología.
6) No intentan comprender a Kafka.
7) Aun creen en dios, la familia, los ángeles, los diablos, las brujas, los duendes, de claridad, los castigos y otras obsoletas sustancias.
Aman las historias interesantes, no los comentarios ni las guías, ni las notas al pie.
9) Cuando un libro es aburrido bostezan abiertamente, sin sentir vergüenza ni miedo a la autoridad.
10) No esperan que sus amados escritores rediman a la humanidad, jóvenes como son, saben que eso es imposible, solo los adultos tienen semejantes ilusiones infantiles.

El presente art. es textual".
Enviado por Susana Goldemberg a El Mangrullo

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<< 

Toma la mano de un niño
(Antes de pegarle a un niño)

Toma la mano de un niño,
como una joya en tu mano.
Tómala, hombre o mujer,
como nunca la has tomado.
Para verla tal cual es.
Para mirarla despacio.
Y cuando duerme su dueño,
verla con cuidado.
Y tómala con cariño.
No vayas a despertarlo.
¿La ves? Es como un juguete.
Como un juguete en tu mano,
y con sus dedos tan tiernos
que... dan ganas de besarlos.
¿La ves como la estoy viendo
y la veo entre tus manos?
Es una mano pequeña,
que desbordas con tu mano.
Con sus dedos pequeñitos,
como dedos encantados.
La ves como la estoy viendo
y la veo entre tus manos
y pensás como yo:
Qué pequeña es esa mano;
que es frágil como los lirios
y con sus frágiles tallos
y pensarás como yo.
Porque debemos pensarlo.
Que entre esa mano y la tuya
Y entre esa mano y mi mano
no hay comparación posible,
pues son grandes nuestras manos,
pues nuestras manos son duras
como la piedra a su lado;
pues nuestras manos son torpes
y porque han crecido tanto,
mientras que esa manecita
tiene cuando la comparo,
la levedad de la rosa
y en el cielo de los pájaros.
Mírala como la miro
y la veo entre tus manos.
Y mirarla me conmueve
porque me enternece tanto.
Viste esa mano en la tuya,
cual una flor, cual un pájaro;
viste esa mano en la tuya
y con amor la has besado
y pensarás como yo,
porque debemos pensarlo,
en nuestras manos terribles
y en esas frágiles manos.
Acuérdate para siempre,
y yo voy a recordarlo
Antes de pegarle a un niño,
miremos antes sus manos.

Esta poesía, que ya se difunde en 25 países y que está declarada de Interés Público (se permite su reproducción), nos la hizo llegar su autor: Alejandro Cifra - POETA DE LOS NIÑOS
Raquel Barthe, en El Mangrullo

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<< 

LOS SIETE ERRORES DE LOS ESCRITORES

NUMERO 1.- No tener calma.
Estamos acostumbrados a leer para buscar información, pasando por alto la escritura en ocasiones y yendo directamente a lo que nos importa. Pero los escritores podemos aprender mucho leyendo lo que otros ya han escrito. Si lees demasiado rápido te perderás muchas cosas. Debes tomarte tu tiempo para escuchar las palabras y su ritmo, sentir los detalles, vivir la historia que te están contando. Piensa en un relato o artículo que disfrutases la semana anterior. ¿Puedes recordar el argumento? ¿Los personajes? ¿La tesis del autor? Si tu respuesta es no... lo leíste demasiado de prisa. Hay que leer lentamente y totalmente concentrados para percibir un giro inesperado en el argumento, una frase maravillosa o un pequeño detalle. Tómate tu tiempo y piensa por qué funciona esa manera de escribir del autor, por qué ha funcionado contigo. Éste es la clave de cómo mejorar tu escritura leyendo.

NUMERO 2.- No discriminar nunca.
Y me refiero a leer hasta los prospectos de los medicamentos. El trabajo, los niños, la familia, el ocio, tu propia obra... Todo ello nos resta horas dedicadas a la lectura, sobre todo en la vida de un escritor. Si además lees despacio, leerás mucho menos. Quizá parezca una contradicción con el punto anterior. Pero verás... batallar con un libro aburrido y mal escrito es perder el tiempo. Si no te llama la atención una novela al final del capítulo tercero o un relato al finalizar la primera página, olvídalos. Dedícate a leer algo que valga tu valioso tiempo. El tiempo es crucial. Y la vida no es eterna. Si aun así el libro merecía la pena, no te preocupes, ya te lo recomendarán de nuevo. Quizá esa vez lo leas con nuevos ojos. Tu eres el mejor juez sobre lo que te inspira y motiva, estúdialo, absórbelo. Úsalo para mejorar tu propia escritura.

NUMERO 3.- No leerlo todo.
¿Otra contradicción? Quizá lo parezca. Pero no leer todo lo de un libro que te ha gustado, es también un error. Un libro es un producto, lo quieras así o no. Destinado a generar un beneficio al autor, al editor que arriesga su dinero y al librero que lo pone en tus manos. Lee los libros desde la cubierta hasta la contraportada, incluyendo créditos y dedicatorias. Las biografías de los autores harán que te des cuenta que son personas normales y corrientes como tú y como yo, con horarios para escribir tan apretados como los nuestros. Algunos, incluso, tienen animales de compañía; como la manada de plantas carnívoras de Terry Pratchett. Las dedicatorias pueden ayudarte a vender tu libro el día de mañana. Puedes ser de los escritores que las ven como halagos baratos e hipocresía... o quizá seas de los escritores que las contemplan como un agradecimiento sincero. Tu eliges. Si buscas un agente para tu libro, léete las dedicatorias de materiales similares.

NUMERO 4.- No escuchar.
Al leer con calma podrás saborear el ritmo de la escritura. Lo dije antes. Se hace escuchando. Intenta percibir cuando una frase capta tu atención. Léela en voz alta e intenta pensar porqué te interesó. En vez de leer las palabras, aprende a escucharlas en tu interior. Toma notas de personajes que hablen en voz alta y chillona o baja y suave. Intenta imaginarte el sonido. Deja que el silbido del tren o el sonido de los frenos tomen vida en tu mente e intenta descubrir si el autor usó ese sonido en sus frases. Averigua porqué. Busca las aliteraciones. Julio Cortazar usaba el sonido en sus cuentos, y las cadencias del jazz. Y William Burroughs: "Hermosa la ira de un gato ardiendo con puro fuego felino" y Nabokov: "Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of my tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta." Aprende a escuchar mientras lees porque eso te enseñará a escuchar tu propia escritura, ayudándote a encontrar las palabras más adecuadas para describir sonidos, olores y sabores. También te ayudará a terminar con éxito un párrafo y a equilibrar los siguientes párrafos entre sí. Afina tu oído a la cadencia musical de las palabras, pero no caigas en los ripios. Toma nota de cómo los clichés y las frases hechas y manidas pueden reciclarse en material fresco y nuevo.

NUMERO 5.- No tomar nunca notas.
Mientras lees, ten a mano un cuaderno de notas. Mantente alerta para captar una buena estructura gramatical, una metáfora nueva, conjugaciones interesantes. .. Escribe las frases que te hagan pensar. El acto de escribir puede ayudarte a integrar ese ritmo particular en tu cerebro. Asegúrate de poner el nombre de la publicación y su autor para volver a él otro día. Pon notas para recordarte porqué te llamó la atención esa frase. Cuando encuentres un personaje interesante escribe algo sobre él. Recuerda a Tom Ripley, de Patricia Highsmith. Al Padre Brown de Chesterton. Cualquier otro. ¿Qué le hacía tan atractivo o tan verosímil? ¿Había rasgos de personalidad únicos que hicieran destacar al personaje? Estas notas pueden ser muy útiles más adelante al desarrollar tus propios personajes. También encontrarás personajes aburridos y sin vida, escritura que hará que te rechinen los dientes. Guarda una sección de tus notas para las frases que te ponen los pelos de punta. Busca las que retardan el curso de la lectura (Las que abundan en los adverbios acabados en mente, por ejemplo, a la manera de Lovecraft) y mantén un apartado para ellas. Te ayudará a encontrar las tuyas.

NUMERO 6.- No descansar.
¿Alguna vez has oído hablar de DEJAR DORMIR LA PROPIA OBRA? Una vez terminada y corregida, arroparla y meterla en un cajón, olvidarte de ella, hacer otra cosa que nada tenga que ver con la obra que duerme. Aunque sea un sólo relato de 3 páginas. Cualquier producto de tu creatividad: DÉJALO DORMIR. Descansa. Procura que salga de tu mente completamente (Excepto el lugar donde lo guardaste :-) y no tengas prisa para retomarlo hasta que esto ocurra. ¿Porqué? Porque al igual que en la vida, que vemos mejor las claves de un problema después del descanso, nuestros ojos serán nuevos cuando releamos ese trabajo. Veremos cosas que antes no vimos y sabremos corregirlas y dar solución a los fallos así detectados. Escribir es reescribir.

NUMERO 7.- No saber cuando parar.
Cuando haya vida a tu alrededor, deja el libro y observa. En el aeropuerto nadie comienza una conversación con alguien con la nariz enterrada en un libro. Como escritor es normal que quizá pases demasiado tiempo solo. Cuando estés con gente alrededor aprovéchalo y observa la vida que fluye. Sé cálido y abierto con los extraños. ¿Qué mejor manera de aprender de la naturaleza humana que coleccionar rasgos de personalidad interesantes, trozos de diálogo e incluso ideas para historias? Raymond Chandler decía que los escritores eran todos unos proxenetas. Prostituyen lo que ven y a la gente que conocen y le dan una vida nueva en un libro, negro sobre blanco. Tu propia escritura será un compuesto de cada autor que hayas leído y admirado. Tus temas habrán salido de cada situación o persona que hayas conocido.

En resumen, lee los libros de manera lenta y calmada. Estudia qué es lo que hace que su escritura funcione. Escucha tu oído interior y toma notas detalladas. Observa el mundo a tu alrededor.

Enviado a www.clubabuelos.es por Enrique Epelbon

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

 

Si hubieras sido paloma…
volarían tus mañanas entre playa y arboleda.
Eres papel de cuaderno,
tus alas blancas no vuelan: yo no te dejo volar,
eres nido de mi pena.

Ah, si fueras enredadera.
Buscando sol en paredes que no te serían ajenas…
O hubieses sido caballo: todo trote y crines negras
sobrevolando praderas.

Si hubieras sido murciélago
para danzar entre estrellas…
De murciélago tenemos: pasamos la noche en vela.
Noche en la que te descargo mi bronca, mi amor, mi rima,
mi esperanza. Y mi tragedia.

Me das lástima, cuaderno.
Te hablo de chicos descalzos, de hambre, droga, miseria.
Porque mi mirada es triste. Porque ganan los malvados.
Porque no tengo sonrisas y así te hago desgraciado.

Me das lástima. Me das lástima.
Porque en vez de llenarte de florcitas,
te estoy usando para secar mis lágrimas.

Fernando Azamor

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

 

Los Ojos De Mi Padre
Por Marie Claire D'Ubaldo

Cuando yo naci, estabas junto a mi
Luego yo creci, me diste tu mano
recuerdo tu mirar, recuerdo tu soñar
tus ojos pueden brillar,pueden hablar

Pasos que, caminan hacia atras
dios de sal, la herida no se va

volveras, soy tu sangre estoy en tu piel
si no estas, los dias, pasan sin piedad
volveras y el tiempo te traera
junto a mi yo sé que volveras

Algo sucedio alquel invierno
todo se nublo aun no comprendo
nunca mas te vi tu risa se perdio
pienso siempre en ti, pienso en el pasado

Pasos que, caminan hacia atras
dios de sal, adonde estas

Volveras, soy tu sangre estoy en tu piel
si no estas, los dias pasan sin piedad
volveras y el tiempo te traera
junto a mi yo sé que volveras

Me dio la vida, me dio todo su saber
seco las lagrima, que trae la niñez
solia llamarme su pequeña admiración
pero nunca dijo adios
(y) su mirada se esfumo

Letra publicada en http://www.seeklyrics.com/lyrics/Marie-Claire-D-ubaldo/Los-Ojos-De-Mi-Padre-Marie.html

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<< 

La vuelta de Martin Fierro en el Siglo XXI
Por Stella Maris Latorre

Estoy flotando en el aire
¿qué rumbo he de tomar?...
desde aquellos años viejos
que me juí pa otro lugar.
Los cuatro puntos cardinales,
A mis hijos separaron
Tres distintos rumbos tomaron...
Yo también tomé el mío.
Hoy sintiendo gran hastío
Decidí regresar y dificulto estar
En el pago que dejé...
Todo aquí está cambiao...
Las tolderías... no están,
El rancho mío... ni ahí...
Entonces al fin comprendí
Que el tiempo que había pasao...
Era muy largo, mi amigo
Me restregué bien los ojos,
Por las dudas nada más;
Pero era todo verdad...
Aquí era too distinto......
Decidí pegar un brinco
De la nube ; en la que estaba...
Ahí nomás ... aterricé...
En mi nueva Buenos Aires...
Y ansí comenzó la cosa:
Miraba pa toos laos;
Toos también me miraban...
Los indios, ni aparecían...
Las chinas, menos que menos...
Los pingos... habían echau ruedas...
¿cuántos siglos habían pasao?...
y, como por casualidad
un hombre arremetió
con una pregunta dio
en la llaga; que dolía...
--Hola hombre... ¿ qué le pasa?...
el carnaval ya pasó...
sáquese usted el disfraz.
-No es un disfraz mi amigo,
-Es la ropa que yo uso;
-Aunque le parezca raro;
-Soy el gaucho Martín Fierro;
-El mismito aquí presente.
-No creo que sea cierto...
-cámbiese la ropa amigo
-cómo quiere que le diga;
que el carnaval ya pasó
-cómo quiere que le diga...
-que ya todo terminó...
-Qué tristeza siento...
-Mi alma se resquebraja
-Quién me alcanza una navaja
-Para el cogote cortarme,
-Prefiero esto, antes que hallarme
-En este mundo distinto
-Y saltar con alto brinco
-A la nube que me trajo
-Dejar que ella me arrase
-A otros mundos diferentes
-Donde la gente presente
-Sea como yo, mi amigo...
-Porque ver al mundo nuevo
-¡tan desquiciau!... yo, no quiero
-lo que quiero; eso sí...
-juir rápido... no contagiarme...
-correr, otros años viejos
-así encontrarme en mis pagos
-con los indios; mis hermanos...
-con el jué y con mi china
-adentro de la cocina
-llena de tizne y cantando
-siempre alegre, haciendo tortas
-pa su gaucho Martín Fierro
-que anda lejos, con su perro
-por lugares intransitables...
-llenos de palos y cables...
-donde no hay lugar pal gaucho.
-Ya lo dejo mi amigo...
-Con sus ruedas y sus teatros,
-Sus luces... ¡todo brillantes!...
-Total, aquí no hago falta...
-Ya otros han hecho por mí...
-Transformar a mi Argentina...
¡¡¡¡Tan opaca, negra y gris!!!!.